lunes, 26 de diciembre de 2016

SE ME ESCAPAN UNOS VERSOS

Se me escapan unos versos.
Antojados en un poema
que solo quiere ser prosa al viento.
Aventureros pasan de largo
y van a tu lado.
De mí no saben nada,
me ignoran,
aunque soy yo quien los siento.

Nacieron un día cualquiera;
por ejemplo,
de mis ojos al verte sonriendo,
haciendo posible cuatro estaciones
en un metro cuadro,
pero a mí me ignoran,
solo quieren tu ausencia a mi vera,
se van a tu lado como un pincel a un lienzo,
parecen lluvia deshaciéndose en el suelo,
pero no…
son ellos tras tus pasos,
ellos saben que tú eres poesía,
por eso van a tus párrafos a ser literatura,
a mí me ignoran,
aunque soy yo la tinta de sus líneas.

Se me escapan unos versos.
Invisibles a miradas ajenas,
se enredan prensando el adentro,
de los suspiros hacen piruetas,
capaces de parar el mundo un momento,
de engañar al miedo,
de a un segundo hacerlo eterno
y a lo eterno pasajero.


 Valientes siguen tus huellas dibujándose en baldosas,
siguen tu esencia en figuras retóricas…
me dejaron mirando a lo lejos,
con la hoja en blanco y sin mina el lapicero.
Parecen colores de un decorado,
pero no…
son ellos acompañándote en silencio…
se dijeron:
¿Para qué echarte de menos
si podemos ser todo sin tú saberlo?

Y así es como se hicieron poema.

lunes, 12 de diciembre de 2016

A LAS DIEZ Y DIEZ

     A las diez y diez brota una sonrisa de las agujas del reloj, sus pasos no son como los de los demás, dejaron huella en la arena de mi orilla,  algo envuelve el rumor, algo que yo solo puedo ver porque solo yo puedo sentir, solo a mí me desarmó, dejó sin manecillas a un reloj. ¿A quién le doy las gracias por dejarme a mi suerte, sentada en la puerta, esperando una carta sin remitente al otro lado de un “te espero llegar”…?  Dejas mis labios como un  pincel  sobre un  lienzo, haciendo siluetas de garabatos en espiral, rodeando un edificio a punto de derrumbarse, no sé yo si tengo al enemigo en el corazón o a un héroe en la razón…

     Perder el norte y hacer una fiesta con la locura al sur de tu vientre, el lenguaje de signos de unos labios mudos son las miradas que se van a la deriva por los átomos de una sonrisa… El efecto mariposa de una caricia deja en los huesos las decepciones y enmaraña bocas sedientas de suspiros robados por impostores… Los párpados mojados van viendo el sol, el rocío en la piel va engendrando motivos en las palmas de las  manos; se despierta la fiebre por la  frente, en los labios se rompen palabras  y cenizas por la espalda, el paraíso está en lo que sentimos y el infierno en lo que desatamos, no es ni bueno ni malo, todo es todo sin su nada… 

lunes, 5 de diciembre de 2016

DESORDENADA

         Entre lo que hace falta y nos sobra, 
tenemos miedo al valor, 
como si fuera a derrumbarnos 
mas que la cobardía y la duda. 
Explicar lo que sentimos, 
vayamos donde vayamos, 
tal día como hoy no será ayer, 
siempre algo presente, 
algo absurdo, desordenado y difícil. 

     Frío y lejano 
queda lo entregado con el alma 
a quien no supo ver con los ojos cerrados, 
para quien la belleza 
solo fue epidermis a pequeños rasgos. 
Sin tacto y sin consuelo el recuerdo, 
tal día como hoy era para siempre. 
Así de breve, 
así de sencillo fue el olvido, 
mas no escribo… 
no tiene memoria  la herida… 
tal día como ayer no será hoy… 
no tiene memoria la herida… 
está saturada de puntos suspensivos…