lunes, 5 de diciembre de 2016

DESORDENADA

         Entre lo que hace falta y nos sobra, 
tenemos miedo al valor, 
como si fuera a derrumbarnos 
mas que la cobardía y la duda. 
Explicar lo que sentimos, 
vayamos donde vayamos, 
tal día como hoy no será ayer, 
siempre algo presente, 
algo absurdo, desordenado y difícil. 

     Frío y lejano 
queda lo entregado con el alma 
a quien no supo ver con los ojos cerrados, 
para quien la belleza 
solo fue epidermis a pequeños rasgos. 
Sin tacto y sin consuelo el recuerdo, 
tal día como hoy era para siempre. 
Así de breve, 
así de sencillo fue el olvido, 
mas no escribo… 
no tiene memoria  la herida… 
tal día como ayer no será hoy… 
no tiene memoria la herida… 
está saturada de puntos suspensivos… 

No hay comentarios:

Publicar un comentario