lunes, 26 de diciembre de 2016

SE ME ESCAPAN UNOS VERSOS

Se me escapan unos versos.
Antojados en un poema
que solo quiere ser prosa al viento.
Aventureros pasan de largo
y van a tu lado.
De mí no saben nada,
me ignoran,
aunque soy yo quien los siento.

Nacieron un día cualquiera;
por ejemplo,
de mis ojos al verte sonriendo,
haciendo posible cuatro estaciones
en un metro cuadro,
pero a mí me ignoran,
solo quieren tu ausencia a mi vera,
se van a tu lado como un pincel a un lienzo,
parecen lluvia deshaciéndose en el suelo,
pero no…
son ellos tras tus pasos,
ellos saben que tú eres poesía,
por eso van a tus párrafos a ser literatura,
a mí me ignoran,
aunque soy yo la tinta de sus líneas.

Se me escapan unos versos.
Invisibles a miradas ajenas,
se enredan prensando el adentro,
de los suspiros hacen piruetas,
capaces de parar el mundo un momento,
de engañar al miedo,
de a un segundo hacerlo eterno
y a lo eterno pasajero.


 Valientes siguen tus huellas dibujándose en baldosas,
siguen tu esencia en figuras retóricas…
me dejaron mirando a lo lejos,
con la hoja en blanco y sin mina el lapicero.
Parecen colores de un decorado,
pero no…
son ellos acompañándote en silencio…
se dijeron:
¿Para qué echarte de menos
si podemos ser todo sin tú saberlo?

Y así es como se hicieron poema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario